Camiseta para contar ovejitas

Ya sabéis que Endesa está empeñada en que saque del armario todas esas cosas que hace tiempo que están ahí sin usar, así que en este proyecto he dado salida a dos de ellas: el FX Glitter dorado y el vinilo textil efecto “puff”, ambos de Vintex, la marca propia de Plotteralia. Pero como no sólo he usado esos vinilos, os dejo la lista completa:

Materiales

Diseño

Counting Sheep de Prettygrafik Design

Esos diseños vienen en PNG y EPS, de manera que antes de usarlo para cortar con la Silhouette lo simplifiqué y lo guardé como SVG desde Illustrator.  Si no sabes cómo hacer eso, siempre puedes trazarlo, con la opción de “Trazar por color” que incluye el Silhouette Studio 4, Designer Edition (no en la versión básica), es bastante fácil, como puedes ver en este vídeo.

FX Glitter

Normalmente el FX Glitter se usa para colocarlo encima y darle brillo a todo el diseño, pero en este caso me gustaba mucho la idea de ponerlo de fondo y que sirviera de “noche estrellada”. Morgan ha ayudado mucho en este proyecto porque es un ratón silhouettero y llegó a la ratonera cargado con su gancho de pelar vinilo así que ahí ha estado colaborando. Por eso se merecía estar en la foto :)

En la descripción del producto, ya dice que se pegará solamente entre un 60% y un 80% de la purpurina. En la foto de abajo veis cómo después de aplicarlo aún queda bastante purpurina en el transportador. Lo bueno es que podemos intentar plancharlo en otro proyecto, seguramente costará más que se pegue (si no se pegó a la primera por algo será) y retirando el transportador en frío podemos conseguir que la mayoría de partículas queden adheridas a laprenda.

FX Glitter Vintex

Lo que no dicen las especificaciones es que te acuerdes de usar un papel de horno desechable porque la purpurina va a seguir pegándose a todos lados. Jejeje. Mirad si no cómo quedó el teflón que uso para la prensa. Algunas motitas cayeron sobre el diseño, pero nada grave.

teflón lleno de purpurina
Foto contrastada para que se viera la purpurina.

Y claro, como no lo vi, acabé desperdigando purpurina por zonas donde no tocaba, aunque fue poquita. Ahora tocará limpiar bien el teflón para próximos proyectos.

Vinilo Puff

Cuando pedí el vinilo puff ya lo hice pensando en hacer una oveja. Y ahí se ha quedado más de un año. ¡Bravo! La verdad es que fue por un tema de diseño, el diseño inicial que quería hacer no me gustaba cómo había quedado y el otro día rebuscando entre los muchos que tengo en el ordenador, encontré éste de The Prettygrafik Design y pensé “ha llegado el momento”. ¡No me digáis que no es adorable!

El vinilo puff funciona distinto a los vinilos textiles normales. En este caso NO se corta en espejo y hay que usar un transportador para termosoldables a la hora de plancharlo. Este vinilo lleva también un plástico de base, pero al contrario que el vinilo normal,  no es el transportador sino que sólo está protegiendo la zona del adhesivo. Por eso lo que tendremos que hacer es:

  1. cortarlo sin espejo
  2. pelarlo como cualquier vinilo
  3. pegarle el transportador para termosoldables encima (¡ojo! no sirve el transportador del vinilo adhesivo, que la liamos) Puedes usar un retal de transportador que te haya quedado de otro vinilo textil.
  4. retirar el plástico de detrás
  5. ¡Ya está listo para planchar!

En resumen: funciona como el vinilo adhesivo.

Una vez planchado, el vinilo se hincha. La verdad es que yo me lo esperaba un poco más mullidito pero sí se nota el volúmen y le da un toque distinto. De hecho, la propia tela, si la tocamos por detrás, veremos que queda un poco alzada con respecto al resto. La verdad es que no sé si me gusta más el puff o el aterciopelado (flocado), es que el aterciopelado me gusta mucho…

Por cierto, la arruguita del vinilo dorado es culpa de mi exceso de celo al planchar. Aún le estoy pillando el punto a la prensa térmica, y por intentar que subiera bien el puff, acabé sobreplanchándolo todo un pelín. Nada grave, por suerte.

Espero que os haya gustado y que si tenéis alguno de los dos productos olvidado por casa, os animéis a probarlo. Y si no lo tenéis y os hace gracia, ya sabéis que los podéis encontrar todos en la web de Plotteralia.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*