Camisetitas personalizadas

Ahora que es época navideña, todas intentamos hacer algún regalo personalizado a mano. Este año me he lanzado con el vinilo así que no me he podido resistir a hacer unas camisetitas para el hijo de una amiga. ¡Más trabajo para la Cameo! Como si la pobre no tuviera bastante con las felicitaciones.

Con unas camisetitas estándar del Kiabi y un poco de imaginación han quedado monísimas. ¡Va a ser el rey de la guardería!

Poner el nombre es siempre lo más fácil así que sólo hay que elegir una fuente bonita (en este caso Ballpark Weiner) y ¡hecho! Bueno, en realidad tuve que modificar el punto de la i para convertirlo en un acento y le añadí un subrayado sencillo pero en 5 minutos, listo calixto.

En segunda posición, todos conocemos algún niño a quien le encanta quitarse los zapatos así que ¿por qué no hacerle una camiseta reivindicativa?

Y por último una auténtica tortura de montar. Es verdad que los diseños con dibujitos son los que quedan más resultones, pero también son, con gran diferencia, los que más trabajo dan a la hora de pelar el vinilo.

 ¡A esas alturas ya estaba completamente desesperada! Yo quito los cachitos con ayuda de un alfiler y en este caso de una buena lámpara porque en el vinilo textil blanco cuesta mogollón ver dónde está el corte si no tienes una buena luz.

A la hora de plancharla también fue mucho más complicada que las otras dos. Yo lo hago con la plancha casera bien caliente, no sé si con prensa térmica será más fácil, imagino que sí pero al tener las líneas tan finitas no había manera de que se quedara bien fijada y me las llevaba todo el rato con el plástico. Al final encontré una esquina por la que empezar a tirar y con mucho cuidado conseguí quitar todo el plástico con solo un pequeño accidente que casi ni se nota.

Han quedado super chulas así que si aún no habéis probado el vinilo téxtil ¡¿A qué esperáis?! Es ideal para personalizar regalos, no cuesta nada hacerlo y los que lo reciban seguro que estarán encantados.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*