Dibujando con la Cameo

Hace tiempo os comenté que me había comprado el nuevo Pen Holder de Silhouette. Hacía meses que estaba detrás de él porque el antiguo modelo se descatalogó a principios de verano y aunque ya se había anunciado que salía el nuevo, ha tardado meses en llegar.
Ahora por fin lo tengo y no sé si es mejor o peor que el modelo anterior porque trae tres tamaños de pinza roscada y no todos los bolis o rotuladores encajan, por ejemplo los Sharpies que son una marca conocidísima y usadísima en los países anglosajones no entran. Pero bueno, el 90% de los bolis se pueden usar y funciona la mar de bien.

El portabolis consta de tres partes y todas son igual de importantes:

  1. El soporte o sostenedor
  2. Pinzas roscadas de tres tamaños
  3. El tapón
Cuando abrí por primera vez el portabolis pensé ¿el tapón para qué lo ponen? Si todos sabemos que un tapón así de pequeño voy a tardar dos usos en perderlo 😛 (aunque tengo que decir que hace meses que lo tengo y aún sigue en su sitio) Pues el tapón tiene su función y no es otra que marcar el punto hasta donde tiene que entrar el bolígrafo.
La primera vez que lo usé, como soy muy lista y no tengo que leer las instrucciones para meter un boli en un soporte, lo puse al tuntún. ¿Resultado?Que dejé el papel más grabado que pintado y el trazo era contínuo incluso cuando la máquina se suponía que había levantado el boli.
Por lo tanto, se tiene que introducir el bolígrafo con el tapón puesto y dejar la punta tocando. De manera que, sí, el tapón está hecho para que lo pintes por dentro todo el rato 😛

Si tenéis una Silhouette tenéis que comprarlo, es super divertido ver a la máquina dibujar y ¡escribir! El próximo día os dejo una lista de fuentes que se pueden usar para escribir con la Silhouette sin que deje hueco entre línea y línea.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*