Swing Easel Cards Navideñas

Todos los años me pasa lo mismo, me dan las uvas con las felicitaciones navideñas y las acabo haciendo deprisa y corriendo. Y para más inri, sólo hago la mitad de las que necesitaba. El caso es que este año quería aprovechar este pack de papeles que tenía ahí muerto de risa.

Una de las hojas trae una serie de escenas navideñas muy monas y quería usarlas como centro de una serie de tarjetas. Como véis, no les hace falta mucho más que un marco sencillo para tener una tarjeta muy básica pero elegante. Se le podría añadir alguna decoración sencilla y ya tendríamos una tarjeta navideña la mar de resultona.

tarjeta navideña simple

Sin embargo, si se te da mal la decoración (como a mí), una manera ideal de darle un toque original a la tarjeta es usar una estructura “distinta”. Uno de mis lemas de tarjetería es: “coge una estructura original y decórala”, así que le hice caso. Tras rebuscar un poco por internet llegué a este modelo de easel cards que me venía muy bien para resaltar las escenas del papel. Es una estructura simple pero algo laboriosa a la hora de medir y plegar así que aunque al principio intenté hacerlas a mano en seguida me dí cuenta de que iba a ir mucho más rápido con la Cameo. Efectivamente, en 10 minutos tenía el diseño hecho y media docena cortadas así que sólo quedaba plegar y pegar.

Al elegir una estructura original para la tarjeta puedes ahorrar mucho tiempo en decoraciones porque no necesitas sobrecargarla para añadirle valor.

El resultado

Os dejo unas fotos del resultado final.

 

Una vez las tenía todas montadas pensé que tal vez sí necesitarían alguna elemento extra. Como ya tenía algunas poinsettias hechas, acabé de cortar unas cuantas más en cartulina texturada y le puse una a cada una.

detalle de poinsetia

Para acabar, sólo faltaba el mensaje. La verdad es que me encanta usar vinilo en mis tarjetas porque es una manera muy práctica y rápida de añadir texto. Al cortarlo en vinilo no hace falta estar pegando las letras una a una, lo llevas con el transportador y lo pegas directamente. Eso sí, mejor usar vinilo y transportador de buena calidad. La primera prueba la hice con cinta de carrocero y vinilo del chino y fue un desastre, pero tras coger vinilo y transportador reutilizable (y usado) de Vintex, fue todo como la seda.

detalle en vinilo

Y ahora que la primera tanda ya está camino de sus nuevos hogares, voy a ver si puedo hacer una segunda tanda de tarjetas con otro modelo diferente. Eso sí, ya vamos tarde para hacer todas las que queríamos. ¡A trabajar ratones!

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*