Kit para empezar a hacer amigurumis

Estos días os he estado enseñando en Instagram y en Facebook el kit para hacer amigurumis que le regalé a mi madre estas navidades y como me habéis estado preguntando dónde había comprado las cosas, os hago un post para que sea más sencillo.

La verdad es que yo de amigurumis sé lo justo, vamos, los cuatro que somos en la ratonera, así que pregunté a toda una experta, @__niobe__ para que me orientara. Ella me recomendó buenas lanas y complementos, y luego yo ya hice lo que pude. Jeje.

Las lanas al final fueron muy básicas, sintéticas, de las que tenían en el bazar de cerca de casa. La verdad es que me era más cómodo para elegir colores y escoger un buen surtido. Además, para empezar y hacer pruebas, no estaban mal. Fueron las lanas Caricia Classic de Sevimex y, como no podía ser de otra manera, le hice un saco personalizado para guardarlas.

Me habéis preguntado varias veces dónde compré el saco y no lo compré, lo cosí yo. La costura ya he dicho que no es lo mío, pero aún llego a coser un saco. El resto, vinilo Vintex por capas, colores negro, fucsia y menta.

Y, ya de paso, hice otro más pequeño para el relleno. Relleno que cogí directamente de una almohada vieja.

Pero con lana y relleno no hacemos nada, hacían falta también herramientas así que, después de mirar por mi zona algunas tiendas, decidí comprarle unos kits online. Os dejo los enlaces de varias opciones de Amazon.

Yo compré el primero porque me encanta la caja pero el problema que tiene es que los ganchillos grandes no caben. Aunque luego os enseño cómo lo solucioné. A la cajita de herramientas le puse el mismo diseño que al saco de lanas, esta vez con vinilo adhesivo del pack de Arteza.

Aliexpress también está lleno de kits de estos, depende de la prisa que te corra el tenerlo.

Y ¡casi se me olvida! necesitaría también ojitos. El caso es que busqué paquetitos pequeños por el barrio pero como no encontré pues acabé comprando otra cajita parecida a la anterior.

Una vez más, también los puedes encontrar en Aliexpress.

El caso es que el problema de estas cajitas tan monas es que no cabe todo. En la de las herramientas no caben los ganchillos grandes, y en la de los ojitos faltan los cierres de seguridad de atrás. Pero vamos, que eso no es problema, ya que te pones, te pones. Así que la última parte del regalo fue un estuche enrollable para meter lo que no cabía.

La verdad es que las fotos no le hacen justicia al pobre estuche. Tengo que decir que, aunque tiene sus fallos, me ha sorprendido lo mono que quedó. Hacía mucho que quería hacer un estuche enrollable y tenía un cacho de guata guardado para eso. Al final siempre pasa lo mismo, para mi aún no me lo he hecho, pero acabé haciéndolo para mi madre, que siempre es mejor.

Espero que os haya gustado mi kit de «mami gurumi» porque ella está encantada :D

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.