Un salero muy salado

Mañana empieza diciembre y, por lo tanto, empezará el modo navideño en el blog. A ver si os puedo dejar una felicitación navideña por día, pero este año no estoy nada inspirada así que ya veremos hasta donde llego.

Hoy, en cambio, he tenido un día de vinilo y además de algunas tazas que ya colgaré otro día, me he personalizado el salero.

Es un homenaje a todas aquellas que, como yo, oyen la maldita frase cada vez que ponen la comida en la mesa y acto seguido gritan «¡Pero si todavía no lo has probado!». Como si cocinaramos sin sal por defecto. Grrrrr.

salero decorado vinilo
A partir de ahora, cada vez que me pidan la sal, no seré la única que tiene que oir la maldita frasecita.

salero vinilo

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.