10 razones para comprarte una Cricut Joy si NO tienes un plotter de corte

Mar 17, 2020

Este post está dedicado a todas las que dudan si quieren una Joy o no, porque nunca han tenido un plotter de corte. Pues si tienes dudas te las voy a resolver ahora mismo: SÍ la quieres, lo que no sabes es si luego la vas a usar. Pues ya te lo digo yo también: sí, la vas a usar. Es que si no la quisieras, ya sabrías que no quieres saber nada, pero si dudas es que te pica el gusanillo. Y si te pica, la Joy es el primer paso para rascarte.

A continuación te dejo 10 razones por las que creo que deberías comprarte una ya mismo:

1. Porque la Big Shot es un muerto

Yo entiendo que estés enamorada de tu Big Shot, y no te voy a decir que la abandones. ¡Eso jamás! Pero no me negarás que es un armatoste y si la usas mucho debes tener un almacén de troqueles. Unos, que usas mucho y otros que los compraste porque eran divinos y los has usado una vez o ninguna. No solo te voy a decir que ahí te has gastado un dinero, porque ya lo sabes, sino que, además, te están ocupando un espacio precioso.

La Big Shot es una maravilla, yo también tengo una, y no me puedo resistir a los troqueles con efecto costura, ni a las carpetas de embossing pero para todo lo demás, plotter de corte. ¿Además, te has llevado la Big Shot a algun taller? ¿Te has acabado comprando la Sidekick o alguna parecida para no tener que llevarte el ladrillo grande? Pues te dejo unas foto de la Big Shot y de la Joy para que veas la diferencia.

2. Porque quieres hacer diseños personalizados

Eres una crafter, lo tuyo es hacer cosas únicas y si usas los troqueles que tiene todo el mundo y los die-cuts que hay en las tiendas, pues haces unos diseños espectaculares pero les falta ese toque único que le daría un texto cortado por ti o una figura única.

Cortar diseños personalizados es la principal razón para comprarte un plotter de corte, pero, además, te permite también cortar cualquier diseño «estándar» sin necesidad de acumular troqueles como hablábamos en el punto anterior.

3. Porque vas a ahorrar

«¡Ooooh! ¡¡Pero si son casi 200€!!». Ejem, ejem, no me hagas mirar en tu scraproom y calcular lo que te has gastado últimamente. Como vea la colección de Corner Chompers, una Big Shot Foldaway o una montaña de colecciones de papeles sin usar, te va a caer una colleja.

Ya te he dicho que vas a ahorrar en troqueles, pero también en cortadoras de esquinas, en tijeras especiales, en cutters… Pero, sobre todo, vas a ahorrar en tiempo. Imagínate (no creo que te haga falta mucha imaginación) que tienes que cortar 20 tarjetas para un ATC. Las quieres cortar tipo tag y vas a usar un troquel. 20 tarjetas = 20 pasadas con la Big Shot. Pues con la Joy, mientras ella solita corta, tú te dedicas a pensar en las decoraciones.

4. Porque no quieres ni ver el ordenador

Para ti el scrap es una actividad manual y es la manera de relajarte huyendo del ordenador. Por eso, es lógico que no quieras ni verlo a la hora de cortar. Pues no te preocupes porque la Joy la puedes usar perfectamente desde tu móvil o tablet. Entre que buscas unas ideas en Pinterest o te ves ese tutorial en YouTube, puedes abrir la app un momento y poner a la máquina a cortar lo que necesites. Sin complicaciones.

5. Porque te crees que no vas a saber usarla

Sí sí, es que solo te lo crees tú. De todos los plotters de corte del mercado, la Joy es, con diferencia, la más fácil de usar, no tiene misterios. Por lo tanto, es la perfecta para dar el primer paso y entrar en este mundillo. Además, pienso encargarme personalmente de que aprendas todas sus funciones básicas. ¡Palabra de rata!

6. Porque te la puedes llevar a cualquier sitio

Ya te decía en el primer punto que la Big Shot es un muerto… y lo sabes… No hay quien se lleve ese armatoste a un taller o una crop, pero la Joy ¡hasta tiene bolsa de viaje! De cuerdo que la bolsa vale un dineral, preo la puedes meter en cualquier sitio bien protegidita y llevártela de paseo. Pesa sobre los 2kg, no es que sea de papel, pero peores son la Big Shot o la Cinch.

7. Porque es una monada

No nos engañemos, eres escrapera, y eres cuqui. Y útlimamente no hay maquinita más cuqui que la Joy. ¡Si parece de WRMK! Es de un color turquesa que te va a quedar divino en tu scraproom. Y, no te digo más que con un par de ganchos largos, la puedes poner hasta en el Skadis de Ikea sin problemas.

Y, ya de paso, no te cuento lo que vas a fardar con tus amigas escraperas. Es tan práctica y tan mona que en cuanto te la vean en un taller, van a querer una. Porque son unas copionas. 😝

8. Porque vas a poder trabajar nuevos materiales

Aún no lo sabes, pero tienes un mundo de materiales esperando que empieces a trabajar con ellos. ¿Has probado alguna vez el vinilo o el vinilo textil? ¿No? Pues no sabes lo que te estás perdiendo. No te creas que «eso no es para mi» porque se pueden hacer tantas cosas con ellos que cuando empieces no podrás parar. Será tu nuevo vicio.

9. Porque si se te queda pequeña, no pasa nada

Normalmente, cuando se trata de plotters de corte, la ley es la de «burro grande, ande o no ande» pero como aún no sabes si te vas a llevar bien con ellos, lo mejor es empezar en pequeño. ¿Y qué pasa si se me queda pequeña con el tiempo? Pues eso significará que la estás usando un montón y te encanta así que te tocará ahorrar para una más grande. Pero no por eso tienes que deshacerte de tu Joy. Primero porque ya le habrás cogido cariño y segundo porque seguirá siendo muy práctica para esos cortes rápidos y sencillos que son los que más haces.

10. Porque te lo digo yo

A estas alturas ya deberías fiarte de mi experiencia. ¡¡La Joy es mi cuarto plotter de corte!! Algo debo saber del tema 😉Y aunque ya tuviera tres, te aseguro que me encanta esta pequeñaja. Me parece super práctica y me enamoré de ella desde el primer momento. Y no solo eso, en cuanto la vi supe que era la ideal para todas esas personas que me dicen que no quieren una maquinita de estas, pero, en el fondo, les están poniendo ojitos. En serio, te lo he dicho al principio, si tienes dudas es porque en el fondo la quieres y, ya te digo yo, que en cuanto la compres te vas a enamorar. De lo que no me hago responsables de que luego quieras comprarte otra más grande y empieces a acumular vinilos como una loca. Son cosas que pasan. 😅

Y hasta aquí mis argumentos… por hoy. Si quieres una Cricut Joy, te puedes pasar por Craftvan, que no solo tienen la máquina sino que puedes ver también todos los materiales y complementos que han salido.

Y si se te ocurre alguna razón más para comprarla o te queda alguna duda, déjala en los comentarios e intentaremos resolverla. ¡Por cierto! Si ya tienes un plotter de corte y no sabes si comprarte una, el otro día te dimos 5 razones por las que deberías.

Y si necesitas más información, te recuerdo que puedes ver el video de presentación que hicimos la semana pasada.

1 Comentario

  1. Sonia

    Pa que te habré leido jajajaja

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Síguenos

Síguenos en CF

Pin It on Pinterest