Guardar y compartir diseños en Cricut

Guardar y compartir archivos es una de esas cosas en las que, en principio, nadie piensa, pero que luego te pueden traer más de un dolor de cabeza. A veces, simplemente, porque quieres usar tus diseños en otro ordenador, otras porque quieres compartir el diseño con alguna amiga o clienta y otras, solamente porque eres previsora y quieres tener una copia de seguridad de todos tus proyectos. Así que vamos a intentar explicar qué puedes y qué no puedes hacer en Cricut Design Space.

Guardar archivos

Como ya sabes, las máquinas Cricut trabajan con Cricut Design Space, un programa online y el almacenamiento de los proyectos lo hace también online. Eso implica que puedes acceder a ellos desde cualquier dispositivo conectado a la red con sólo conectarte a tu cuenta. Sin embargo, no podremos trabajar en nuestros diseños offline.

Desde “My projects” tienes acceso a todos los proyectos guardados, pero, además, cualquier imagen que subas al “programa” también se queda almacenada para que puedas usarla en cualquier momento.

El hecho de que todo se guarde automáticamente en tu cuenta online significa que no vas a poder descargarte un archivo como tal a tu ordenador. Si te interesa guardar sólo una captura la imagen siempre puedes recurrir a una impresora virtual o a una captura de pantalla para guardarla, pero no podrás descargar un archivo vectorial (como un SVG) para, por ejemplo, cortarlo con otra máquina que no sea Cricut.

Compartir archivos

Nuestros proyectos de Cricut, en principio, son privados y sólo nosotros podemos verlos. Pero tenemos la opción de “Share”, para compartir alguno de ellos públicamente y que lo utilice cualquiera. Aquí puedes ver los que hemos compartido nosotros por ahora. Y puedes acceder a todos los proyectos compartidos por otros usuarios, desde la sección de “Cricut Community“.

Una cosa que, personalmente, me gusta mucho de los proyectos compartidos de Cricut es que puedes poner fotos del resultado final y dejar una descripción. Así es mucho más atractivo para el resto de usuarios y puedes tomar un montón de ideas de los otros proyectos. Esa idea de comunidad que es tan americana, en este caso, funciona fenomenal.

Como hemos visto, en el mundo de Cricut, todo queda dentro de tu cuenta y eso tiene sus ventajas y desventajas. La principal ventaja es para los diseñadores, ya que evita el pirateo en gran medida. En primer lugar, porque al no poder descargar los archivos para usarlos fuera de Design Space, no hay riesgo de que alguien lo compre, lo descargue y lo distribuya sin permiso.

Lo segundo a tener en cuenta es que cuando un usuario guarda un proyecto propio, las imágenes y los diseños que ha usado quedan vinculadas al proyecto. Si te fijas en la descripción del proyecto de la imagen, aparecen también las imágenes que se han usado para hacerlo y el precio. Por lo tanto, cualquiera que quiera hacer un proyecto similar al de esta usuaria, tendrá que comprar las mismas imágenes que ella ha usado. De esta manera se promociona y respeta el trabajo de los diseñadores originales, a la vez que todo el mundo puede compartir sus ideas.

Asimismo, puedes aprovechar los proyectos que compartas para promocionar tu tienda, tu blog o tus redes sociales. La comunidad de Cricut es un perfecto escaparate para tus proyectos.

En resumen

Este post está incluído dentro de la comparativa entre Silhouette y Cricut así que si estás intentando decidir cuál de las dos comprar, pásate por el índice donde encontrarás más información.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*